2 diciembre, 2022

Bitácora

Periodismo & Liderazgo

U.S. Defense Secretary James Mattis speaks during a news conference in Kabul, Afghanistan. September 27, 2017. REUTERS/Omar Sobhani

Pentágono apoya esfuerzos diplomáticos con Corea del Norte

Washington considera inaceptable el programa balístico y nuclear de Pyongyang, lo que en las últimas semanas ha dado lugar a una escalada verbal entre Trump y Kim, que algunos temen derive en acciones militares.

El secretario de Defensa estadunidense, Jim Mattis, expresó este martes el «apoyo total» del Pentágono a los esfuerzos del jefe de la diplomacia, Rex Tillerson, para encontrar una solución diplomática a la crisis con Corea del Norte por su programa balístico y nuclear.

Al mismo tiempo, el ejército estadunidense «está concentrando sus esfuerzos en la defensa de Estados Unidos y sus aliados», agregó Mattis, al hablar ante la Comisión de las Fuerzas Armadas del Senado.

Mattis pareció contradecir al presidente Donald Trump, quien dijo el domingo que dialogar con Pyongyang sería una «pérdida de tiempo».

Preguntado sobre esto, el jefe del Pentágono aseguró que en el gobierno estadunidense no había «discrepancias» sobre la cuestión norcoreana.

«Las instrucciones que el presidente Trump nos dio a Tillerson y a mí son muy claras: debemos continuar los esfuerzos diplomáticos con diversas iniciativas con China e impulsar sanciones, sanciones económicas para mantener todo esto en el marco diplomático», dijo.



En cuanto a los canales de comunicación con Pyongyang, «todo lo que hacemos es sondearlos. Nosotros no discutimos con ellos», agregó.

La Casa Blanca descartó el lunes un diálogo con Pyongyang, excepto para facilitar el regreso de estadunidenses detenidos por el régimen de Kim Jong-Un, desechando nuevamente la apertura de «canales de comunicación» entre ambos países sugerida por Tillerson el sábado desde Pekín.

No es la primera vez que Trump, que amenazó en los últimos días con una «destrucción total» de Corea del Norte, parece expresar una postura disonante con miembros de su gobierno sobre este asunto.

A finales de agosto, al día siguiente del lanzamiento por parte de Pyongyang de un misil que sobrevoló Japón, el presidente dijo que discutir con Corea del Norte «no era la solución».

Horas más tarde, el propio Mattis dijo: «Nunca estamos cortos de soluciones diplomáticas».


A %d blogueros les gusta esto: