9 diciembre, 2022

Bitácora

Periodismo & Liderazgo

Saná, 3 Oct (Notimex).- La hambruna y el brote de cólera que afecta gran parte de Yemen desde hace mese amenzan con provocar una «calamidad humanitaria», advirtió hoy el director general de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), William Lacy Swing.
Durante una visita de trabajo a Yemen para examinar la situación del pueblo yemenita, Swing dijo que la aparente normalidad que se registra en las calles de Saná «disfrazan la tremenda crisis humanitaria que viven los yemenitas».

«Ya el 80 por ciento de la población -21 millones de personas – necesita desesperadamente ayuda como resultado de años de conflicto armado, que regularmente ve enfrentamientos y bombardeos aéreos de áreas urbanas», indicó, según reporte del sitio Yemen on line.

Estos 21 millones de yemenitas vulnerables, añadió, junto con decenas de miles de migrantes que pasan por el país, no saben de dónde viene su próxima comida. «El saneamiento básico se ha descompuesto en gran parte del país y millones no tienen agua potable», destacó Swing.

«El recrudecimiento del conflicto armado está restringiendo la entrega de ayuda humanitaria, agravando la malnutrición y difundiendo enfermedades», lamentó.

La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde el 21 de septiembre de 2014, cuando las tropas del movimiento rebelde Houthi tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Rabbu Mansur Hadi a huir a la sureña ciudad de Aden.



El director general de la agencia de migraciones de las Naciones Unidas (ONU) consideró que las autoridades de Yemen tienen la responsabilidad de dar acceso a más ayuda humanitaria, incluyendo la reapertura del aeropuerto para la entrega y distrubución de ayuda esencial.

«El peor brote de cólera del mundo es parte de esta mezcla volátil y, por sorprendente que pueda parecer, se espera que un millón de yemenitas hayan contraído la enfermedad de cara a finales de año”, subrayó Swing.

Recordó que la semana pasada, el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stephane Dujarric, cifró en más de dos mil 100 los muertos por el brote de cólera en Yemen y aludió que cerca de 740 mil son casos sospechosos.

Además, más de tres millones de niños menores de cinco años están en riesgo de malnutrición severa, agregó el titular de la OIM, tras instar a ambas partes del conflicto armado en Yemen a permitir la llegada de la ayuda humanitaria a los yemenitas.

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) cuenta con 603 funcionarios en todas las 23 gobernaciones de Yemen, los cuales trabajan de manera con kunta con la ONU y otras organizaciones humanitarias internacionales en la entrega de ayuda, además de dar seguimiento al movimiento y necesidades de las personas desplazadas.


A %d blogueros les gusta esto: