28 noviembre, 2022

Bitácora

Periodismo & Liderazgo

Los participantes tde la Olimpiada uvieron que resolver problemas de fisicoquímica, química orgánica, bioquímica y química inorgánica, electroquímica y química cuántica.

Los estudiantes michoacanos Alejandro Valderrama Celestino y Trinidad Rico Vázquez y los sonorenses Brayan Ramírez Camacho y Alejandro Munguía Aldapa representaron a nuestro país en la XXII Olimpiada Iberoamericana de Química (OIAQ2017), que se llevó a cabo en Perú, donde obtuvieron dos medallas de plata y dos de bronce.

“En la parte experimental tuvimos dos prácticas, una de síntesis orgánica y otra relacionada con volumetría de formación de complejos (complejometría)”, comentó Brayan Ramírez Camacho, ganador de presea de plata.

En los exámenes teóricos los participantes tuvieron que resolver problemas de fisicoquímica, química orgánica, bioquímica y química inorgánica, electroquímica y química cuántica.

Ramírez Camacho, que en julio pasado participó en la 49ª Olimpiada Internacional en Nakhon Pathom, Tailandia, comentó que para el certamen iberoamericano, celebrado en Lima del 8 al 15 del presente mes, el equipo iba muy bien preparado y los integrantes compitieron con alrededor de 68 estudiantes de la región de nivel preparatoria.

Tras su participación en el certamen en tierras incas, Brayan inició sus estudios de licenciatura de Física en Sonora. Consideró que certámenes de ciencia como el de la Olimpiada Nacional de Química, que coordina y organiza la Academia Mexicana de Ciencias, deben ser aprovechados por los jóvenes para que vivan la experiencia en todas las etapas de la olimpiada hasta llegar a la internacional.



Otro michoacano que también volvió al país con una medalla de plata en el cuello fue Alejandro Valderrama Celestino, quien tiene la firme intención de volver a participar el próximo año, pasar por todo el proceso de selección, ya que su edad se lo permite, pues su intención es representar nuevamente a México.

La Olimpiada

La OIAQ es una competencia internacional anual dirigida a estudiantes preuniversitarios. El proyecto surgió en 1995 en Argentina con la finalidad de realizar un certamen en la que participaran países de la región con el objetivo de incrementar el intercambio de experiencias y con la intención de que Iberoamérica alcanzara estándares internacionales de calidad en su docencia en ciencias químicas.

Este evento ha ido aumentando en participación con el paso de los años, y en esta su edición número 22 participaron 18 países, entre ellos Ecuador, que asiste por primera vez al concurso. Se trata de una gran oportunidad de integración cultural y científica entre las naciones de habla hispana y portuguesa.


A %d blogueros les gusta esto: