28 noviembre, 2022

Bitácora

Periodismo & Liderazgo

Bitácora 693.-

Por Raúl Rosillo Garfias

 

Sigue siendo una tesis los llamados a la unidad que hacen los partidos políticos, los gobiernos estatales o el mismo gobierno nacional… en donde todo se reduce a discursos perfectamente bien elaborados… pero que al final se quedan en palabras… pues los objetivos son totalmente contrarios… todos buscan dividir para alcanzar sus objetivos que nada tienen que ver con las causas de los 130 millones de mexicanos que poblamos esta extraordinaria, colorida y diversa nación… llena de magia de costumbres y de coloridos… el día que en verdad haya un llamado a la unidad, la sociedad en su conjunto lo sentirá y lo abrazará…

 

Todo indica que hoy ante un gobierno que polariza y que además presume su estatua como extraordinario manipulador de las causas de la gente, la inconformidad de quienes no han alcanzado sus aspiraciones, el dibujar de manera clara que se vive en un régimen de corrupción y que solo quienes hoy viven entre algodones y entre servidumbre… son los más transparentes… propicia un camino completamente adverso para las oposiciones en el 2022 y desde luego en el 2024… aunque no se descarta que haya un desgaste mucho más veloz en los próximos meses y años por venir…

 

Siempre el derrotado y sobre todo en lo político, o el perdedor como le quieran llamar… no es el que participa y no logra el triunfo, sino el que tiene tanto miedo que ni siquiera lo intenta, el que se queda con el discurso de que no debe ser aspiracionista… cuando el que vive en palacio nacional aspiró 18 años por la Presidencia de la República… Tal vez su discurso tendría que ser que todos fueran aspiracionistas y que no cejaran en su esfuerzo de perseguir sus caminos y objetivos…hasta el éxito…

 

Lo más importante en el servicio público dicen los expertos, es que en cada puesto y en cada responsabilidad se ponga a las personas adecuadas en los espacios adecuados… y eso desde luego que será más importante que cualquier estrategia que se ponga en marcha…

 

La realidad es que el tejido político, el llamado disciplinado e institucional está en trance terminal… es agónico y sucede no sólo en el otrora fuertísimo Partido Revolucionario Institucional… está pasando ya en todos los partidos sea la denominación que sea… y lo que cohesiona es tener el poder máximo para pervertir a los demás inclusive en sus ideales más profundos si es que estos existen… pues hoy en día parece que todo esto es una falacia…como lo es la unidad a la que todos convocan…

 

¿Por qué no se da la unidad?… porque todos traicionan su palabra, su obra y su pensamiento…

A %d blogueros les gusta esto: