Últimas Noticias

Incógnita Política

Por Claudio Osornio
Gran expectación existe ya al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado de Querétaro luego de que esta misma semana se logró “salvar” la conformación del Frente Ciudadano por México y sólo estará la incógnita de quién lo encabezará: el dirigente panista Ricardo Anaya o el Jefe de Gobierno Capitalino Miguel Ángel Mancera.

La incógnita se extiende como “reguero de pólvora” en la entidad Queretana, cuando el propio Gobernador Francisco Domínguez, adelantó el hecho de que en los 18 municipios del Estado “no habrá” Frente Ciudadano y en el mejor de los casos solo “candidaturas comunes”.

A “todas luces” el Gobernador de Querétaro mandó un claro mensaje a la dirigencia nacional de su partido. Francisco Domínguez exige “derecho de piso” para convertirse en el “gran negociador” de las candidaturas que postulará el PAN, durante el 2018 en Querétaro.

Es importante no perder de vista que una “aplastante mayoría” de los 18 Comités Municipales y desde luego el Comité Estatal, le pertenecen al dirigente nacional Ricardo Anaya, quien incluso antes de “nadar con tiburones” ya había conformado un infranqueable frente partidario a su favor, en su estado natal.

Según los acuerdos alcanzados entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Acción Nacional, el Frente Ciudadano por México habría salvado su mayor riesgo y sólo faltaría definir al mejor posicionado y el tiempo exacto para conocer esa premisa.



Durante la madrugada del pasado miércoles, se adelantó la noticia de que de un momento a otro, Ricardo Anaya dejaría su cargo como dirigente nacional de su partido y en consecuencia Miguel Ángel Mancera, haría lo propio ante el Gobierno de la Ciudad de México.

El tema pendiente a resolver es el plazo que tendrán que darse ambos políticos, para definir quién tomará la batuta del frente. Se habla de 60 días, para que a más tardar en el mes de Febrero del próximo año el Frente Ciudadano tenga candidato con nombre y apellido.

Es por ello que en Querétaro los próximos 60 días “serán claves” para dilucidar las candidaturas locales. La máxima premisa -insistimos- es el hecho de que el actual Gobernador Francisco Domínguez será el “gran filtro” para confirmar candidaturas.
Sin embargo, no sería la primera vez que una “maniobra” de esa naturaleza termine por provocar fracturas al interior del organismo político que la practica. Los hechos hablarán por sí mismos y no se descartan desencuentros y sin sabores, en todo el trajín.

Mientras tanto los adversarios políticos “velan armas” para una vez que los “azules” “muestren su juego”, de inmediato los “rojos”, acompañados de los “verdes” y “turquesas”, terminen por definir a sus abanderados. MORENA e independientes al igual a la expectativa.


¿Qué opinas de esta noticia?

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.